viernes, 2 de octubre de 2015

#DebateSemana2 en #CDigital_INTEF ¿Qué sé sobre la competencia digital?


Antes de abocarme al concepto de Competencia Digital, me detuve a revisar el concepto de competencia.
Así, en el año 1996, el Informe Delors "La educación encierra un tesoro", dividía  los aprendizajes en  4 pilares: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a convivir y aprender a ser.
Esta propuesta, Delors supone asumir que el aprendizaje se debe articular basándose en dichos pilares y que, para ello, es preciso saber cómo aprender, teniendo en cuenta el contexto. 
Así, la adquisición de una competencia no supone únicamente que un estudiante entienda lo que aprende sino que también sepa trasladar ese aprendizaje del aula a situaciones reales, permitiendo que el aprendizaje sea verdaderamente significativo.
¿Qué pasa con la Competencia Digital?

La Competencia Digital incide en el uso seguro y crítico de las TIC para el trabajo, el ocio y la comunicación, es decir, incluye la utilización de dispositivos tecnológicos para obtener, evaluar, almacenar, producir, presentar e intercambiar información, comunicarse y participar en redes de colaboración a través de Internet.
No obstante, y tal como se menciona en la unidad 2 del MOOC, el concepto de Competencia Digital ha ido evolucionando, de forma que hoy entendemos que un individuo es competente digitalmente no sólo cuando domina una herramienta sino cuando también sabe utilizar y crear recursos multimedia, así como gestionar la información y su propia identidad digital.
En el siguiente video, Jordi Adell nos presenta las componentes de la Competencia Digital, en el cual queda establecida la necesidad de saber utilizar la tecnología: manejo de herramientas, disponer de habilidades necesarias para trabajar con la información y procesarla en múltiples formatos, no sólo con texto, sino también con imágenes, vídeos, etc.; preparar al estudiante para vivir en un mundo digital, y convertir toda la información que disponemos en conocimiento.
                                           

Así, una persona es competente digitalmente cuando no solo usa técnicamente las herramientas, sino que también utiliza y crea recursos multimedia, gestiona la información, y es capaz de gestionar su propia identidad digital. 
En esta línea de análisis, la competencia digital del docente es muy similar a la competencia digital del alumno. El profesor debe adquirir habilidades en el manejo de la información y la gestión del recurso para poder actuar como facilitador y ayudar a que los alumnos también desarrollen su propia competencia digital. 
Por ello, el docente también ha de ser competente digitalmente con ánimo de poder actuar como facilitador en los procesos de enseñanza y aprendizaje, por lo que se requieren nuevos individuos capaces de adquirir nuevas competencias.La primera de las áreas de la competencia digital se refiere a la búsqueda relevante y útil de información en la red.Así, frente a esta enorme cantidad de información, ¿cómo hacemos para filtrar y quedarnos con lo que nos es de utilidad?
Buscar, seleccionar y organizar la información disponible sobre la base de las temáticas que nos interesan es una acción necesaria y a eso se refiere la curación de contenidos.
Y en este aspecto no debemos olvidarnos que en la sociedad del conocimiento se aprende movilizando diferentes competencias, como son: la búsqueda de información, su filtrado, selección y organización, la generación de nueva información mediante la mezcla y remezcla de la existente para luego compartirla a través de diferentes dispositivos de la web 2.0 y las redes sociales. 

En el MOOC Enseñar y evaluar la competencia digital, y como un ejemplo de curación de contenidos, se ha creado una lista de recursos (documentos, artículos, estudios, enlaces, etc. ) sobre la competencia digital, en la que todos podemos contribuir con aportes del tema. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada